Logo - Aqui Empieza Todo Eventos y bodas

Una boda diferentes


Hace unos años, (todavía no nos dedicábamos a las bodas aunque sí que tenía la idea en la cabeza) fuimos a una boda, que me parecía una locura, era tan rara, fuera de lo común… quizás por eso la recuerdo tanto y desde que fuimos, me ronda por la cabeza hacer una boda de ese estilo, tener la oportunidad de organizar algo tan especial y diferente a la vez.

Una boda con las personas que realmente importan, y donde lo que quieren los novios es estar con la gente que quieres y que ellos hagan piña entre sí.   La pareja tenía muy claro lo que quería, se querían casar con todas las personas importantes para ellos, pero que pasaran tiempo juntos, conviviendo, ya que sus familias están por diferentes comunidades de España y muchos no se conocen entre sí. Y por eso decidieron juntarlos a todos durante una semana en un camping. Si, en un camping. Era verano, y durante esa semana la idea era pasar tiempo juntos, hacer excursiones, ir a la piscina… los invitados podía ir uniéndose a la celebración durante toda la semana.

Para facilitar las cosas a los invitados, la ceremonia se haría en el fin de semana para los invitados que no tenían vacaciones esos días. Todo muy bien pensado para el disfrute de toda su gente.

Durante toda la semana lo hacían todo juntos, desayunar, comer, cocinar… todos ayudaban a todos, se juntaron bastantes personas durante toda la semana, por lo menos unas 30.

Nosotros acudimos el fin de semana, ya estaba todo super organizado, todos lo hacían todo, unos se encargaban de cocinar, de poner las mesas, de limpiar… una verdadera familia conviviendo, jugando, disfrutando… creando vínculos y maravillosos recuerdos. Fue una boda familiar, unas vestían, peinaban y maquillaban a la novia, otros hacían las fotos, la comida, servían la mesa… 

La ceremonia fue en un lugar espectacular, entre unas rocas enormes haciendo un pequeño círculo, donde tuvimos que ir todos andando haciendo una pequeñita excursión. Los oficiantes de la ceremonia fueron los hermanos pequeños de los novios y luego todo el que quisiera podía salir a hablar, tuviera preparado algo o no, compartiendo sus sentimientos y vivencias de los últimos días con todos los allí presentes. Fue una ceremonia super emotiva donde todo el mundo lloro.

Luego volvimos al camping y se empezó a prepara entre todos la comida para todos y las mesas, mesas largas hechas con tablones, con sillas de plástico con anuncios de cerveza, pero eso no importa, no le quito belleza a la boda, era todo mágico, todo el mundo haciendo cosas, montando, organizando… disfrutando la boda, siendo participes de ella, porque todos hacían algo, la vivían, no eran meros espectadores.

Para la fiesta se pusieron unos altavoces y un ordenador y todo el mundo lo disfruto, luego todos andando a sus cabañas o tiendas de campaña y a disfrutar al día siguiente de todas las personas que habían conocido o descubierto el día anterior. Ya no eran amigos de, o familiar de… eran una piña. Y me pareció que ese era el mejor regalo que podían hacer los novios a sus seres queridos y ellos a los novios, ser todos una gran familia. 

Seguro que no a todo el mundo le gusta este tipo de bodas, pero os puedo asegurar que la disfrutaríais al máximo.

Se pueden hacer bodas preciosas y muy cuidadas en un camping. Y me muero de ganas de poder hacer una y demostraros lo maravilloso que puede ser casarse en un camping. Para mí, es muchísimo más trabajo, pero sé que lo disfrutaría como una niña. Es una boda totalmete diferentes a las que estamos acostumbrados.

¿Te animas a dejarme cumplir mi sueño cumpliendo el tuyo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú