Logo - Aqui Empieza Todo Eventos y bodas

Ventajas de casarse un viernes


 

La mayoría de las parejas cuando empiezan a pensar en la fecha para su boda, empiezan a mirar los sábados, cuales son los que coinciden con fechas importantes para ellos o simplemente los que tienen los meses que más le gustan. Sólo miran los sábados, y olvidan que los viernes o domingos también son un buen día para casarse. Un año sólo tiene 52 sábados al año (más o menos) de los cuales 20 son en temporada alta (los meses en los que la mayoría de parejas se casan). En esos 20 días se casan muchas parejas en una misma ciudad, es muy probable que otras parejas tengan gustos parecidos a los vuestros y escojan alguno de los proveedores con los que queréis contar el día de vuestra boda o los espacios perfectos para vosotros.

¿Os gustaría casaros el mismo día que el resto del mundo? ¿Por qué no romper las reglas y casaros cualquier otro día de la semana como por ejemplo un domingo o viernes?

Los viernes son los días perfectos para las parejas que no quieren esperar años para casarse en el espacio que quieren, o quieren una boda rápida.  

  1. Mayor disponibilidad de fechas. Al escoger la mayoría de las parejas casarse en sábado, no vais a tener problemas de fechas y podréis tener la fiesta con la que siempre habéis soñado. Podréis escoger los espacios para vuestra boda sin mucho problema al igual que podréis tener a vuestro lado a los profesionales que queréis que os acompañen durante la boda.
  2. Saliros de lo común. Vuestra boda ser más recordada durante más tiempo si la celebráis un viernes. Seguro que vuestros invitados han ido a muchas bodas en sábado, pero ¿A cuántas han ido un viernes o domingo? Ser diferentes y ¡Romper las reglas!
  3. Es más barato. Es bastante habitual que espacios y profesionales pongan ofertas para esos días para tener más fechas cubiertas y no solo los sábados. Y vosotros podéis aprovechar esta ventaja para ahorraros un dinero y poder invertirlo en tener una boda más espectacular, en el viaje de novios, en el vestido de novia…
  4. Una boda más íntima. Los viernes la gente suele trabajar. Si no es un día festivo, vuestros invitados tendrán que pedir un día libre en el trabajo, por lo que solo irán a vuestra boda las personas que quieren ir realmente, los compromisos no irán y tendréis a las personas que son realmente importantes para vosotros. La ceremonia será más íntima, algunos de vuestros invitados no podrán ir a ella por el trabajo y acudirán directamente a la cena.
  5. ¡Los viernes siempre se cogen con más ganas! Vuestros invitados salen de trabajar y quieren desconectar de estar toda la semana trabajando, tienen ganas de fiesta y de celebrar vuestro amor por todo lo alto. Van a disfrutar mucho más de la fiesta. Una cosa a tener en cuenta en la planificación de la boda es que penséis en poner autobuses o servicio de taxi para la vuelta de la boda, de esta forma, todos podrán disfrutar más de vuestra boda sin tener que preocuparse de la vuelta.
  6. No tendréis que madrugar. No iréis a trabajar, al ser una boda de tarde os podéis levantar con tranquilidad, descansados. No tendréis un timing tan apretado como con las bodas de mañana. Iréis con tranquilidad a la peluquería, al maquillaje… podréis comer con vuestra familia y después empezar a arreglaros hacerlo a primer hora de la tarde!
  7. Más tiempo para recuperaros. Tendréis por delante dos días para recuperaros de los excesos de la boda antes de volver al trabajo el lunes.
  8. Varios días de boda. Tenéis la opción de hacer una boda de varios días o de alargar la boda con las personas más especiales para vosotros. Tenéis todo el fin de semana por delante para disfrutar de más días de boda. Esta idea seguro que os gusta más.

 

¿Necesitáis más razones para casaros un viernes? ¡No lo penséis mas y hacer una boda diferente!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú
A %d blogueros les gusta esto: