Logo - Aqui Empieza Todo Eventos y bodas

Hoy nos tomamos una cerveza con el fotógrafo

Javier Poveda


Hoy quiero presentaros a Javier Poveda, un gran fotógrafo que reside en Requena. Seguro que más de uno piensa, Requena… un poco lejos. Merece la pena desplazaros. ¿Y por qué lo digo? Porque yo lo hice, Javier Poveda fue el fotógrafo de nuestra boda hace cuatro años (2016). Por eso la de hoy es una entrevista muy especial para mí. Desde la primera reunión nos trató como de la casa, súper cercano y nos dio muchos consejos para que miráramos en otros fotógrafos, no nos intentó vender nada, solo ayudarnos.

Así que, ahora vamos a intentar que lo conozcáis vosotros un poco más.

¿Cómo empezaste en esta profesión?

Mi primera oportunidad para trabajar en la fotografía fue como ayudante de fotógrafo industrial allá por los años 90. Un estudio dónde se realizaban fotografías de pequeños objetos de joyería y bisutería, decoración,  lámparas, gastronomía así como también de grandes decorados y mobiliario, salones comedores, dormitorios completos, baños y espejos., etc.

Esta fue la escuela donde aprendí a preparar las tomas fotográficas y a tratar con la luz.

Al mismo tiempo  y gracias a las primeras cámaras de formato medio y de 35 mm que tuve con ayuda de mis padres buscaba y hacía trabajos por mi cuenta como catálogos de ropa, prendas deportivas y books de modelos para agencias. También pasé una larga temporada fotografiando fiestas y eventos que realizaban conocidas discotecas que entonces estaban de moda.

Años más tarde me trasladé a vivir a la población de Requena dónde establecí un Estudio Fotográfico y aunque seguía con los catálogos de prendas y los books de modelos, comencé a ofrecer fotografía social y fotografía de producto para las bodegas de la zona.

 ¿Por qué te especializaste en el sector de las bodas?

Cuando abrí el estudio en Requena la única forma de darse a conocer era tener un escapare a pié de calle y un anuncio en la emisora de radio local. Entonces aunque ya existía Internet no era parecido a como hoy se le conoce ni en velocidad ni en contenidos, no habían blogs, vídeos y redes sociales.

Mis primeros trabajos de fotografía social fueron sesiones infantiles, bebés y familias.

Realicé mi primer reportaje de boda cuando una pareja entro en el estudio y me pidió que les realizara el suyo. Fue de gran ayuda mi experiencia hasta entonces sobre todo en eventos, fiestas y desfiles.

Después de esta primera boda vinieron muchas más y al día de hoy puedo decir que ya sumo una cantidad elevada de reportajes realizados, sobrepasando la cifra de 500 bodas.

¿Sueles editar digitalmente mucho las imágenes?

Mi escuela es de negativo y diapositiva, eso te obliga a que la fotografía y su resultado deben estar hechas principalmente en la propia cámara.

De hecho no trabajé en digital hasta que salieron al mercado cámaras réflex digitales con un resultado de calidad equiparable al de formato de negativo.

Disparo siempre en formato Raw y mi edición posterior de la fotografía se basa en ajustar parámetros como contraste, tonalidad, saturación y el procesado por zonas.

No critico a quien le guste manipular la fotografía en edición, pero personalmente no me gustan los retoques exagerados y las excesivas manipulaciones.

Sueles jugar mucho con la luz en tus fotografías ¿crees que es lo que más identifica a tu estilo?

Para mí la luz es uno de los actores importantes para transmitir sensaciones en una fotografía y la utilizo siempre que puedo como uno de los protagonistas principales. Luego se complementa con el gesto, el momento, el encuadre, etc.

Si es un estilo, no lo sé. Nunca me lo he planteado. Me gusta mucho hacerlo y supongo que al final puede ser un denominador común en muchas de mis fotografías.

¿Con que estilo te identificas más;  Desenfadado, Periodístico, Clásico    Moderno, Romántico?

Con todos; me gustan todos.

Según lo veo yo en un reportaje de boda que cada uno de estos estilos tiene su momento. Es una de las cosas que más me atraen de las bodas: la combinación de varios de esos estilos en un reportaje de boda es lo que le da variedad. También es verdad que siempre predomina uno de ellos según el estilo de cada pareja, son ellos, los que por su forma de ser, te llevan a utilizar más un estilo que otro. Como fotógrafo de boda es importante conocer a la pareja y saber cuál es su expectativa con su reportaje. Pero al final mi experiencia me dice que debe de haber algo de todos ellos.

¿Qué servicios suelen pedirte en tus bodas (photocall, página web, etc)?

Si te refieres a servicios extras el más solicitado es el photocall a parte de  prebodas y postbodas. Una galería web es un servicio que siempre va junto a mi oferta de reportaje de boda.

Las parejas  principalmente lo que buscan es tener un recuerdo de calidad de todo lo que ocurrió en su día y sobre todo y muy importante el no tener que preocuparse del tema fotos durante la boda.

Como fotógrafo con experiencia ¿Qué es lo que nunca falta en tu kit para trabajar en una boda?

Si te refieres al equipo que llevo en mi bolsa de fotógrafo lo normal es un par de cuerpos, varias lentes, un par de flashes con sus disparadores remotos, suficientes tarjetas de memorias para capturar varias bodas y baterías de sobra para muchas horas. Todo debidamente controlado y repasado.

El otro kit muy importante y que no debe faltar es la ilusión, el reto, las ganas de conseguir un buen resultado, la profesionalidad.

Tampoco debe de faltar la empatía, la cercanía y que tu presencia sea agradable  y discreta. Tener un trato cordial con todos los asistentes a la boda.

¿Qué es lo más importante en lo que una pareja se tiene que fijar para contratar a un fotógrafo?

Supongo que cada pareja tiene una idea o expectativa a la hora de contratar a un fotógrafo para su boda y eso les hará decidir a quién contratar.

Personalmente lo que yo ofrezco a las parejas es trato profesional pero cercano al mismo tiempo, garantía de resultado y sobre todo tranquilidad para que el día de su boda no tengan que preocuparse con el tema fotos y solo deban disfrutar de su gran día y de su gente.

¿Por qué es tan importante ver una boda entera de los fotógrafos a los que van a visitar los novios?

Si solo se muestran algunas fotos sueltas no están mostrando un reportaje, sino solo eso, algunas fotos.

Una reportaje de boda es una colección de fotografías realizadas durante 10 horas seguidas, distintas situaciones, distintas localizaciones, interiores, exteriores, momentos claves, pequeños detalles, distinta horas, distintas luces, mostrar un control técnico y creativo en todas las situaciones. Y al final deben de contar la historia de la jornada de una forma ágil, completa y coherente.

Es importante ver bodas enteras del fotógrafo, y no solo una, mejor varias, Solo así nos haremos una idea de cómo trabaja y que ofrece.

Le das mucha importancia a tener feeling con la pareja ¿Por qué?

Para mí simplemente se trata de comportarme con la pareja como me gusta que se comporten conmigo, hacerles ver que son importantes y que en todo momento son escuchados. Una relación cordial y afectuosa,  escuchar sus dudas y opiniones ayuda mucho para el resultado final. Considero  importante que confíen en mí.

Muchas parejas para ahorrar deciden prescindir del pre boda. ¿Qué les dirías?

En mi oferta de reportaje de boda, una sesión pre boda es siempre opcional y si deciden prescindir de ella por ahorrar es por supuesto respetable.

Pienso y estoy convencido que ayuda, y de hecho la aconsejo. Pasar un rato con la pareja, romper el hielo con respecto a las fotos, conocerme algo más a mí y a mi forma de trabajar. Comprueban que siendo ellos mismos, sin poses ni situaciones fingidas salen mejores fotografías.

Todo esto ayuda y mucho a relajarse con las fotos el día de la Boda.

Seguro que durante todos estos años te has encontrado con parejas que deciden no contratar a un profesional para que capture los momentos de la boda porque tienen un amigo/familiar que tiene una cámara “buena” ¿qué les dirías?

Lo he visto algunas veces aunque no muchas, la verdad, y en esas pocas veces sé que el resultado no ha sido el esperado con el consiguiente disgusto.

Un amigo o familiar está para acompañar a los novios y divertirse con la boda, disfrutar y bailar, reir y llorar, comer y beber junto a los suyos, pasarlo bien.

Intentar compaginar las dos cosas no suele dar buen resultado.

Actualmente las parejas que quieren tener un recuerdo de su boda, tienen muy claro que lo mejor y lo más seguro es encargarlo a un profesional con experiencia demostrada y conozca su trabajo. Saben que las fotografías son lo que al final queda y perdura con el tiempo.

Si os hace falta tener referencias del trabajo de Javier Poveda, preguntarme y os contestare como novia que lo ha contratado.

Os dejo la página de Javier Poveda para que podaís ver las maravillas que capta.

Su facebook https://www.facebook.com/javierpoveda.fotografia 

Instagram https://www.instagram.com/javierpoveda_fotografo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú